12 de octubre (4 días menos en Uruguay): menos canapés electorales y más derecho a voto

2 725
Debemos reconocerle a nuestra embajada en Punta del Este (lugar que suponemos vital para los intereses de España, habida cuenta de que el embajador pasa la mayor parte de su tiempo allí) una capacidad inagotable para sorprendernos. Este año, en su carrera por convertirse en la sede del Partido Popular más grande de América Latina, la Embajada de España ha llegado al extremo de transformar el 12 de octubre,  fiesta nacional española, en el 8 de octubre, por obra y gracia de la visita del presidente de Galicia el popular Núñez Feijóo.  
Las migraciones temporales son habituales en la naturaleza. Y en la naturaleza de los partidos españoles está la de emigrar electoralmente en cuanto hay fecha para unas elecciones generales. La mejor demostración es la presencia del señor Núñez Feijóo, que se marca un tour electoral a dos meses de las generales del 20D. No solamente el señor Feijoo lleva en sí mismo el 12 de octubre (haciendo, con su mera presencia, que dicho día se imponga en el calendario), sino que, por supuesto, aprovechará la conmemoración para pedir el voto para el Partido Popular.  
Ante esto, queremos decir dos cosas:  
La primera es que no se hubiera molestado, señor Núñez-Feijóo. Ya se basta y se sobra su antiguo subordinado, el embajador de España (en Punta del Este), señor Roberto Varela, para ello. Roberto -nos van a permitir que le llamemos así, que él es cercano, moderno y hasta le gusta Vetusta Morla- no solo es diplomático, sino que además fue el Conselleiro de Cultura más divertido de los tiempos recientes, alguien capaz de usar el traductor automático  de Google para hacer un comunicado en gallego. Y, por supuesto, militante del Partido Popular. Como tal, Roberto ha transformado la Embajada. Esta ya no es la representación diplomática de un país -España- en Uruguay, sino el altavoz del Partido Popular en la República Oriental. Su prioridad no es informar, ayudar o facilitar las relaciones entre ambos países, sino intentar convencer a los uruguayos en general, y a los españoles residentes en particular, de que su partido, el PP, lo hace todo estupendamente bien, que en España ya no hay crisis y lideramos la economía, la cultura y el deporte mundiales. 
"Yo, para ser feliz quiero un camión", parece decir el embajador. Foto sacada de su exquisito facebook: imperdible, oigan.

“Votadnos, que os espero con un camión lleno de canapés”, parece decir este simpático embajador. (Foto sacada de su exquisito facebook: imperdible, oigan.)

La segunda es que tampoco tiene mucho sentido que el señor Núñez-Feijóo venga a pedir el voto, más que nada porque -con la inestimable ayuda del PSOE, que aprobó la Ley del Voto Rogado-, la negativa del PP a reformar la ley electoral  para quienes estamos fuera del país ha hecho que solo un 4% de las personas con derecho a sufragio puedan ejercerlo realmente. Somos conscientes de que de alguna manera hay que justificar la labor de las sedes locales del PPSOE, armando votos con antelación para sus afiliados y esas cosas, pero aun así… ¿no sería mejor que el señor Feijóo dedicase su tiempo a cosas más placenteras para él?: seguro que el embajador conoce a señores con yate en Punta del Este que le puedan dar una vuelta, pasatiempo al que, según parece, el presidente es bastante aficionado.
Según vd, el señor en cuyo yate el presidente Núñez-Feijóo disfruta de unas vacaciones es: a) Un narcotraficante convicto. b) un criminal condenado por blanqueo de capitales c) las dos anteriores y, además, receptor de subvenciones de la Xunta de Galicia.

Según vd, el señor en cuyo yate el presidente Núñez-Feijóo disfruta de unas vacaciones es:
a) Un narcotraficante convicto.
b) un criminal condenado por blanqueo de capitales
c) las dos anteriores y, además, receptor de subvenciones de la Xunta de Galicia.

Finalmente, lo decimos alto y claro: no hay nada que celebrar. Primero porque esta fecha homenajea el salvaje proceso de colonización que las potencias europeas cometieron en este continente. Segundo porque el austericidio desarrollado por el PSOE y consolidado por el PP ha fracturado la sociedad española. Las cifras de paro continúan siendo astronómicas; las de pobreza infantil son las peores de la Unión Europea; seguimos emigrando por decenas de miles y, al mismo tiempo, se baten récords de venta de vehículos de lujo, o el número de multimillonarios en España alcanza niveles históricos. Las continuas imputaciones por corrupción a miembros del Partido Popular, desde el ex vicepresidente Rodrigo Rato al ex tesorero, Luís Bárcenas, pasando por decenas de alcaldes y diputados demuestran que no gestionan el país, sino que lo saquean. Y, por si esto fuera poco, la Ley Mordaza -criticada por Naciones Unidas, la Unión Europea o Amnistía Internacional- han hecho que España retroceda hasta el año 1975 en términos de libertades y derechos. 
Por todo ello,  este doce…perdón, este ocho de octubre recalcamos que no hay nada que celebrar. Ah, y ese canapé se lo hemos pagado nosotras: ¡sáquennos alguno, al menos!
Posdata: Iremos a ver tan magno espectáculo el día ocho. Si quieres acompañarnos, nos vemos aquí.
Marea Granate Uruguay
Marea Granate - Uruguay

Contáctanos para tener más información en:

View all contributions by Marea Granate - Uruguay

Website: http://uruguay.mareagranate.org/

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *