Encuentro sobre Migraciones en París: fronteras, identidades, solidaridad

1 314

Tras las vacaciones de verano, en Marea Granate París hemos empezado el nuevo curso granatero con una acción muy especial: la celebración de un Encuentro sobre migraciones que contó con la participación de una decena de asociaciones y plataformas de migrantes procedentes de países y regiones como Vietnam, Nepal,   Sáhara occidental, Paraguay, Turquía, África subsahariana o Siria.

Desde el nodo de París nos planteamos el encuentro con un objetivo doble: por un lado, tejer lazos de amistad y de solidaridad con otras asociaciones que trabajan en defensa de los derechos de las personas migrantes y refugiadas en Francia, y por otro, abordar las diferentes dimensiones en la experiencia migratoria de forma plural, en un momento como el actual de fracaso institucional, tanto de la Unión Europea como de los países europeos.

Inspirados por el ciclo de Migraciones celebrado por MG Viena, quisimos crear, nosotras también, un espacio de reflexión colectiva y de solidaridad entre Marea Granate y otros colectivos de migrantes afines. El encuentro se celebró el domingo 20 de septiembre en un centro cultural llevado por una asociación turca que nos cedió amablemente el espacio y contó con varios debates y una comida popular.

Además de los debates, durante el encuentro compartimos una comida popular con propuestas gastronómicas de los territorios y países participantes: desde nêms vietnamitas y momos (especie de raviolis nepalíes) caseros, hasta dulces sirios, y tortillas de patata, gazpacho y croquetas cocinados por la representación granatera.

FRONTERAS, ACOGIDA, IDENTIDADES

DSC_5910 (FILEminimizer)En el primer debate, “Muros y Fronteras”, abordamos la (pésima) respuesta institucional que se ha venido dando por parte de la UE y los Estados miembros al creciente flujo de migrantes y de refugiados que llegan a Europa en los últimos meses. Contamos con testimonios como los de dos refugiadas sirias, que relataron su experiencia y denunciaron la actuación de la comunidad internacional ante la situación en Siria y la acogida que reciben quienes huyen de la guerra en ese país. Por su parte, la coordinadora de la Federación de Países Asiáticos por los Derechos Humanos recordó su huida de Vietnam en los años sesenta su experiencia en tanto que integrante de la primera ola de ‘boat people’ en el sudeste asiático. También un refugiado tibetano narró el exilio de quienes sufren la represión del Estado chino por defender los derechos del pueblo del Tibet.

Más allá de las historias personales, dolorosas y emotivas, se plantearon varias cuestiones más abstractas: ¿no es peligrosa la actual separación establecida por medios de comunicación e instituciones entre quienes llegan a Europa como migrantes económicos y quienes lo hacen como refugiados políticos? ¿Hasta qué punto es legítima esa división, cuando hablamos de seres humanos que buscan una oportunidad vital en otro lugar, lejos de las guerras, la persecución política o el hambre? ¿No existe el riesgo de que, al centralizar el debate sobre los refugiados de un determinado país o conflicto (Siria, en la actualidad), cuando termine la atención mediática, caigan en el olvido, como ocurre por ejemplo con los refugiados iraquíes o los afganos?

En la segunda mesa, “Francia, ¿tierra de asilo?”, abordamos la acogida de las personas que migran o huyen de conflictos bélicos por parte del Estado francés. Un responsable de la asociación Revivre, que ayuda a refugiados sirios, explicó la odisea a la que se enfrentan los demandantes de asilo en su llegada a Francia, desde las dificultades para entender el funcionamiento de los visados, hasta los trámiDSC_5868 (FILEminimizer)tes interminables que dejan a estas personas en un limbo legal durante meses y, en general, la insuficiencia de mecanismos de acogida.

Durante el tercer debate, “Yo no soy de aquí”, se abordaron cuestiones relativas a la identidad, la integración y la
discriminación que podemos vivir a diario como personas migrantes, pero también se habló de la necesidad de no olvidar las causas que provocan la emigración y el exilio, desde el colonialismo que fomentó un sistema de desigualdad hasta los intereses que provocan los conflictos bélicos, muchas veces alimentados con armas vendidas por los mismos Estados que después se niegan a acoger a quienes huyen de la guerra, de la represión o de la falta de oportunidades económicas.

Estas ideas quedaron bien condensadas en la intervención de una integrante de la Asociación de las Mujeres Africanas de la Diáspora, en la que explicó su compleja relación con Francia y por extensión, la de muchos emigrantes y descendientes de emigrantes con el país de acogida.

“Yo tengo una mirada particular: vengo de un país, Senegal, que fue colonizado previamente. Yo me siento bicultural, pero incluso cuando estaba en Senegal, ya había interiorizado que mi cultura no era la buena (…). Fue en Senegal donde tomé conciencia del racismo y no en Francia, porque viví allí antes de la independencia y ya estaba considerada como parte de una subcultura, subdesarrollada.

Quiero decir que al llegar aquí ya sabía que era inferior, social y culturalmente hablando. (…) El racismo es un sistema político, social y económico establecido por Occidente para mantener a los pueblos bajo dominación…

Aunque llevemos muchos años en Francia, se sigue poniendo en cuestión nuestra identidad francesa, empezando por nuestro color de piel. Sarkozy nos recordó hace no mucho que la identidad francesa es ser blanco y católico… por lo que yo ya no entro en esos criterios. Así que mi integración aquí no tiene demasiado sentido para mí. Mientras mantega la paz social y no arme revuelo, no sé por qué tendría que integrarme (…) ¿Integrarse? De acuerdo, pero para mí, lo importante es seguir portando mi cultura y luchar para que África tenga una identidad, que encontremos una identidad”.

Durante el úMarea Granateltimo debate, “La unión hace la fuerza”, intercambiamos propuestas de acción concretas con el resto de colectivos para crear y consolidar los lazos entre nosotras.

Desde el nodo de París nos sentimos muy satisfechas del resultado de este Encuentro, al que asistieron unas 50 personas, y esperamos poder repetir acciones conjuntas con estas asociaciones más adelante. Nos quedamos con la solidaridad que se respiró y el apoyo a las distintas causas, el interés por tejer lazos y la escucha con el corazón hacia las historias de los otros.

Queremos dar las gracias a los colectivos asistentes por su participación y su energía con esta iniciativa: Organisation des Femmes Africaines de la Diaspora, Association Revivre, Association Souria Houria, Collectif NoGoZon, Maison Culturelle du Népal, Association des Jeunes Vietnamiens à Paris, Association des Jeunes Sahrouis de France, Collectif Paraguay y Fédération des Pays Asiatiques pour les Droits de l’Homme.

* Todas las imágenes del artículo aparecen por cortesía de Teresa Suárez – https://www.facebook.com/teresasuarezphoto?fref=ts

MG Paris
MG Paris


¡Hola a tod@s! Somos Marea Granate París.

Nuestro grupo nació sin nombre en febrero de 2013, cuando el escándalo de los sobres de Bárcenas llevó a unos cuantos de nosotros a manifestarnos contra el Gobierno delante de la embajada de España en París. Ese día decidimos dar continuidad de alguna forma a nuestra protesta.

Con la campaña “NoNosVamosNoEchan” de Juventud Sin Futuro del 7 de abril empezamos a interconectarnos con asambleas de emigrantes españoles de otras ciudades y países, y el 1 de junio salimos a la calle por primera vez bajo el nombre de Marea Granate, en nuestro caso, MG París.

Desde entonces nos reunimos periódicamente y trabajamos en red con los otros nodos de Marea Granate o de manera individual como asamblea local.

En poco más de un año hemos participado en el plebiscito ciudadano, manifestado contra la nueva Ley del Aborto, apoyado la defensa de las clases de español para hijos de emigrantes, escracheado al PPSOE (a Mariano Rajoy, a Felipe Gonzalez y a Elena Valenciano), luchado por nuestro derecho a la sanidad y al voto como emigrantes.

Recientemente hemos lanzado nuestra Oficina Precaria Paris, para luchas por nuestros derechos como trabajadores.

¡Y aún nos quedan muchos frentes abiertos!

¡Os esperamos en París!

View all contributions by MG Paris

Website: http://paris.mareagranate.org

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *