CARTA AL EMBAJADOR

0 700

Dublín, 16 Octubre 2015

Excm. Embajador D. José María Rodríguez Coso
Embajada de España en Dublín
17 A, Merlyn Park, Ballsbridge
Dublín 4, Irlanda.

Excelentísimo Sr. Embajador:

Nos dirigimos a usted en nombre de la asamblea local de Marea Granate en Dublín aprovechando la oportunidad brindada al invitar a algunos españoles residentes en Dublín a este acto.

Marea Granate es un colectivo apartidista de migrantes del Estado español que lucha contra las causas que han provocado la crisis económica y social que nos ha obligado a emigrar. Aprovechamos la ocasión para trasmitirle nuestras demandas y las de científicos e investigadores españoles, con la confianza de que le serán de utilidad.

Como ciudadanos del Estado español residentes en Irlanda, nos sentimos desprotegidos por parte de las instituciones españolas. Nos gustaría hacerle saber las dificultades con las que nos encontramos para ejercer nuestro derecho al voto desde el exterior, especialmente desde la reforma de la LOREG en 2011. Dificultades que abarcan desde el proceso de inscripción en el Registro de Matrícula Consular, hasta el procedimiento de ruego del voto y la posterior recepción de papeletas. La brevedad de los plazos de ruego y recepción de papeletas, la condición de inscribirse personalmente en el censo incluso para quienes viven a cientos de kilómetros de la Embajada, la clara falta de información por parte de las instituciones, manifestada también en la escasa información de la que disponen las y los trabajadores de la Embajada, o el cierre del censo electoral CERA sin previo aviso en repetidas ocasiones, han impedido que cientos de españoles residentes en Irlanda hayan podido votar en las distintas convocatorias electorales.

Por otro lado, querríamos hacerle saber que como consecuencia del Real Decreto Ley 16/2102, o Decreto de Exclusión Sanitaria, muchos emigrantes españoles en Irlanda, así como en otros países donde el acceso al sistema sanitario no es universal, hemos perdido el derecho a la asistencia sanitaria. Desde la reforma de la ley 22/2013 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014, el Estado español pone trabas a la expedición de la Tarjeta Sanitaria Europea, se ha retirado la misma a parados y trabajadores que no tengan un contrato indefinido y abandonen el país durante 90 días. En su lugar, se ha generalizado la expedición de Certificados Sustitutorios Sanitarios, sólo en castellano y frecuentemente no reconocidos en otros países (entre los que se encuentra Irlanda). Por si esto fuera poco, en algunos centros médicos de este país no aceptan la tarjeta sanitaria europea, aludiendo frecuentes problemas de reembolso por parte de la Administración española. Esto está provocando que muchas personas con bajos recursos y problemas de salud no puedan ser tratadas adecuadamente. De vuelta a casa, frecuentemente comprobamos que la tarjeta sanitaria española ha sido desactivada, y que si necesitamos un tratamiento o sencillamente ir al médico, nos espera una penosa carrera de obstáculos administrativos.

En lo relativo a la ciencia y la investigación, tema que ocupa el acto hoy celebrado, nos complace poder transmitirle las demandas que desde un colectivo amplio de científicos e investigadores organizados, Ciencia con Futuro, nos han enviado para que le sean entregadas:

“Desde Ciencia Con Futuro queremos expresar nuestra preocupación por el futuro de la investigación científica en nuestro país debido a la pobre valoración que la clase política hace de este campo tan importante e imprescindible para el desarrollo tanto económico como cultural de un país.
Debido a dicha pobre valoración de la ciencia, la caída en inversión en I+D de nuestro país nos sitúa en niveles de 2003 (1.24 % del PIB), lo que se aleja de países como Alemania y Francia, que durante la crisis han aumentado la inversión en I+D (una media del 4,42 % y del 2,8 % respectivamente entre 2009 y 2013). Tales recortes económicos en el ámbito científico han provocado el cierre de centros de investigación, cancelación de proyectos y, desgraciadamente, el éxodo masivo de excelentes investigadores/as a países con mayor compromiso por la ciencia. Pese a dicha alarmante situación, las partidas presupuestarias destinadas a la investigación y el desarrollo en 2016 apenas suben un 0,36 % para el 2016 y, por lo tanto, nos sigue alejando de la recuperación.

Por todo ello, desde Ciencia con Futuro queremos reivindicar el aumento de financiación de la investigación científica hasta niveles más cercanos al de la media de la Unión Europea, suponiendo esto un mínimo del 2 % del PIB (objetivo planteado para 2010 que nunca llegó a alcanzarse). A su vez, queremos hacer hincapié en la absoluta e inmediata necesidad de destinar parte de dicha financiación a la recuperación de nuestros científicos exiliados desde que comenzó la crisis económica. Así, dicho programa debe recoger la completa financiación y el aumento en el número de becas y contratos postdoctorales ofrecidos en programas de formación como el Juan de la Cierva o Ramón y Cajal, teniéndose que abrir convocatorias para dichos programas anualmente sin excepción.”

Por todas las razones expuestas anteriormente, solicitamos que, en su condición de máximo representante del Estado español en Irlanda, tenga en consideración la situación de los emigrantes españoles tanto en lo relativo al derecho de sufragio como en lo relativo al derecho a la salud y que, asimismo, tenga en cuenta las demandas específicas de los científicos españoles que se ven forzados a dejar su país por la falta total de oportunidades.

Quedando a la espera de noticias suyas, se despide atentamente:

Marea Granate Dublín
mareagranatedublin@gmail.com 

Y a continuación podéis ver lo que contestó el Sr. Embajador… Cada cual que saque sus conclusiones.

respuestaembajador

Marea Granate Dublín
Marea Granate Dublín

Contáctanos para tener más información en:

View all contributions by Marea Granate Dublín

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *