Marea Granate expresa su solidaridad con las personas refugiadas y exige respuestas políticas reales

0 262

Las personas refugiadas siguen llegando de forma incesante a las costas europeas, unas 300.000 en lo que llevamos de 2016, según datos de ACNUR; mientras tanto, un nuevo curso político parece comenzar en el Parlamento y nuestros representantes siguen sin hacer nada para solucionar esta situación que se hace cada vez más complicada, tanto en las costas mediterráneas como en la frontera con Turquía, en los CÍEs y en los campos de Calais.

 

Marea Granate, como colectivo transnacional de migrantes, quiere decir “¡basta!” ante la pasividad e indiferencia institucional sobre este tema y expresar su apoyo y su solidaridad con todas las personas refugiadas. Asimismo, manifiesta su enérgica repulsa al vergonzoso acuerdo entre Turquía y la UE, que usa a los refugiados y su precaria situación como moneda de cambio para negociar. Con estas prácticas, los gobiernos e instituciones europeas no sólo eluden tratados internacionales como la Convención de Ginebra o la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sino que además categorizan a las personas desplazadas, etiquetándolas según sean migrantes comunitarias, extracomunitarias con papeles, sin papeles o refugiadas. La mera existencia de estas categorías para designar a seres humanos es execrable de por sí, pero no debemos olvidar, además, que el destino, y probablemente la supervivencia de estas personas dependerá de cómo las etiqueten, de si poseen papeles o no. Estas categorías son injustas e intolerables.

Queremos expresar nuestra máxima preocupación por el dolor y sufrimiento de los millones de personas desplazadas por el horror que huyen a Europa para buscar un refugio seguro y una vida digna y que, por el momento, no lo han encontrado. Nos alarman las preocupantes noticias que llegan cada día sobre las muertes en el mar, las devoluciones de refugiados a Turquía, las pésimas condiciones de los campos en Europa y sobre quienes optan por regresar a Siria tras las malas experiencias vividas en Europa y el trato vejatorio al que se les somete. La mísera respuesta política ante estas informaciones aumenta nuestra inquietud y preocupación y nos causa indignación.

 

Por todo ello, exigimos a las instituciones europeas y a los estados miembros que asuman su responsabilidad ante la situación geopolítica actual. Que tomen medidas para poner fin a una tragedia cuyas víctimas empiezan a yacer en el fondo del mar Mediterráneo y que ayuden y salven la vida de miles de personas inocentes, del mismo modo en que particulares, colectivos y ONG llevan haciéndolo desde hace meses. Además, les exigimos:

1.- La revocación inmediata del acuerdo de la vergÜEnza con Turquía.

2.- La apertura de fronteras a todas las personas que hayan tenido que migrar; como derecho humano fundamental, reconocido internacionalmente y que no debe ser vulnerado en ningún supuesto. En el caso concreto de los refugiados, exigimos que se habiliten corredores seguros, que se faciliten y agilicen los mecanismos legales de petición de asilo y que se dé atención especial a las situaciones de menores y mujeres que se encuentran en alto riesgo de exclusión, para de este modo garantizar su seguridad.

3.- El restablecimiento del estatuto del refugiado y, por tanto, del derecho de asilo tal y como se enuncia en la Convención de Ginebra firmada por 145 países y vigente desde 1951.

 

Por último y coincidiendo con el estreno de “Astral” la película documental de Jordi Évole sobre las dificultades de las personas refugiadas en el Mediterráneo, no queríamos olvidar la ingente labor de organizaciones no gubernamentales y personas particulares que están respondiendo, de forma mucho más eficaz que los gobiernos, ante la (así llamada) “crisis de los refugiados”. Aplaudimos iniciativas como Caravana a Grecia y destacamos la enorme labor de asociaciones como Bienvenidos Refugiados, la Red de Acogida de Refugiados, Proactiva Open Arms y ProemAid, quienes, junto a otras iniciativas locales y municipales, tratan de denunciar y mitigar el dolor de las víctimas de esta situación. Nos unimos a sus iniciativas y reivindicaciones.

¡Ésta no es nuestra Europa! ¡No en nuestro nombre!

 

 

Barca llegando a Lesbos. Fuente La Voz de Galicia

—–

 

 

—–

 

 

Marea Granate
Marea Granate

View all contributions by Marea Granate

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *