¿Deberíamos emigrar a España?

2 273

Decía un alto cargo de Inmigración que los jóvenes emigran al extranjero “por el impulso aventurero de la juventud”. Y ese fue el motivo por el que en 2007, cuando España estaba en su mejor momento, me fui a Japón con una beca de un año. Tanto me gustó el país del sol naciente que me planteé extender mi estancia un poco más.

Así conseguí trabajo en Japón, al mismo tiempo que estallaba la crisis. Mi madre pasó de repetirme que “España es lo mejor” a reconocer que hacía bien quedándome donde tenía empleo. Llevaba ya dos años en el extranjero cuando se empezó a hablar de brotes verdes y, tímidamente, miré ofertas de trabajo en España. Becas mal pagadas, nada fijo. ¿Debería volver a España?

Conocí a una china de la que me enamoré y nos casamos. El inglés no era ya solo el idioma de trabajo, ahora era también el que usaba en casa. Cuando fuimos a Málaga a celebrar la boda, me di cuenta de que ya no era igual. España había cambiado, pero yo no. ¿O era al revés? A mi mujer le gustó mucho. Sí, es cierto que seguía la crisis y no podía encontrar trabajos dignos en mi campo, pero la gente aún sonreía, el sol lucía espléndido y el tinto de verano sabía a gloria. ¿Deberíamos quedarnos en España?

Tras volver a Japón, el tiempo empezó a pasar más rápido. El PP, al que voté por última vez, ganó las elecciones y pensé que quizá sus políticas de derechas ayudarían a la recuperación económica. Tuvimos nuestro primer hijo y le hice su pasaporte español. ¡Por supuesto! ¿De dónde va a ser él sino de España? Vale que el español es su tercer idioma y que más a menudo me contesta en inglés, aunque le hable en español, pero eso son detalles menores. A veces miraba a la tierra que me vio nacer, preguntándome si habría lugar para él. ¿Deberíamos ir a España?

Cansados de Japón, decidimos que era hora de irse. Mi empresa me ofreció Estados Unidos. España me proponía un salto al vacío en mi carrera y volver a empezar de cero. Y así fue que aquí, en la América de Trump, nació mi hija, ciudadana estadounidense. El cuatro de julio lanzamos petardos para celebrar el Día de la Independencia. Pero ojo, no nos malinterpretéis, aún celebramos el Año Nuevo Chino. Leí el otro día que en España, “el país de los abuelos” como lo llama mi hijo, está por fin creciendo o algo así. Suena como un buen lugar para vivir. ¿Deberíamos emigrar a España?

Jordi

Rincón Migrante
Rincón Migrante

El rincón del migrante nace para recopilar todo el material que nos llega a través de las redes sociales. Muchos de esos testimonios hablan del sentir del migrante lejos de casa: anhelos, frustraciones, rabia, esperanza... Este será vuestro rincón, para que vuestros poemas, vídeos, cartas, reflexiones... no caigan en el olvido. También queremos recopilar las muestras de apoyo a nuestro movimiento. Así como recopilar imágenes de monumentos, esculturas y obras de arte dedicados a la emigración. Marea Granate no se responsabiliza de las opiniones contenidas en los relatos publicados en el Rincón Migrante, que son particulares de quienes los han escrito.

View all contributions by Rincón Migrante

Similar articles

2 Comments

  1. Alpino 04/08/2017 at 12:21

    Jajaja! Jordi, me encanta lo que escribes. Eso de regresar a la “España de los abuelos” es todo una metáfora. Ojalá que podamos verdaderamente regresar a algún día, donde el tinto de verano sabe a gloria, etc. Mientras llega ese momento, te recomiendo esta canción de “La nueva reconquista de Graná”.

    https://www.youtube.com/watch?v=ugyKbdKbUnk

    Nos echaron de allí, nos tuvimos que largar,
    hacia otro país, hacia otro lugar,
    donde la noche cae mucho antes que aquí,
    donde la oscuridad no te deja vivir.

    Nos dijeron que no nos podíamos quedar
    en la misma región ni en la misma ciudad,
    pero un día vendrá que podamos volver,
    y ese día llegará un nuevo amanecer.

    Saludos!

    • Jordi 06/08/2017 at 4:10

      ¡Gracias por el comentario, Alpino! Esperemos que sí, que llegue un momento en que se pueda volver (o en el caso de mis hijos, ir por primera vez) a España.
      ¡Un saludo!

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *