Les sobramos

0 255

La llamamos Nur y está hecha de migraciones. Por eso tiene un nombre raro, al menos para Buenos Aires, y llevamos sus tres meses de vida explicando a pediatras, comerciantes y pasajeras del autobús, que no gente, que no, que nada tiene que ver con Onur, el nombre del galán de la telenovela turca tan de moda por aquí. Con Zoe, la hermana mayor, fue más fácil. Nos ajustamos sin querer a la lista de los nombres de nena más usados en Argentina en el 2013. Y en España, ¿será raro su nombre si volvemos?
Si consigo regresar, mis hijas transitarán su primera migración antes de ser capaces de entenderlo. El padre de Zoe y Nur dice que les pusimos nombres cortos para dejar espacio a nuestros apellidos largos cargados de pasado, de gentes de otros lados que cruzaron océanos y mares en distintos momentos del siglo XX. Los bisabuelos de la Europa del este, judíos huidos de un continente hostil; el bisabuelo italiano, el asturiano, el abuelo sudanés, ¿se pensaron a sí mismo como emigrantes?
A mí, madrileña con un lustro de residencia en Buenos Aires, me costó. Creo que nos pasó un poco a todos nosotros. Muchos fuimos Erasmus, hicimos prácticas en el extranjero, invadimos Reino Unido e Irlanda con la excusa de aprender el inglés que no aprendimos en la escuela, fuimos cooperantes y expatriados, pero migrantes, ¿nosotros?, no. Esos eran los del Sur.

Rincón Migrante
Rincón Migrante

El Rincón Migrante nace para recopilar todo el material que nos llega a través de las redes sociales.
Muchos de esos testimonios hablan del sentir del migrante lejos de casa: anhelos, frustraciones, rabia, esperanza…
Este será vuestro rincón, para que vuestros poemas, vídeos, cartas, reflexiones… no caigan en el olvido.
También queremos recopilar las muestras de apoyo a nuestro movimiento. Así como recopilar imágenes de monumentos, esculturas y obras de arte dedicados a la emigración.
Marea Granate no se responsabiliza de las opiniones contenidas en los relatos publicados en el Rincón Migrante, que son particulares de quienes los han escrito.

View all contributions by Rincón Migrante

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *