La pandemia como excusa del cierre de servicios consulares

0 39

La comunidad migrante en Australia nos ha hecho llegar recientemente la problemática del cierre de sus servicios consulares, lo que está afectando a sus derechos civiles básicos (ver carta abierta al ministro más abajo). Lamentablemente, no es el primer caso que vemos de cierre de consulados sin alternativa alguna durante la pandemia. Desde Marea Granate queremos animaros a denunciar y difundir estos casos, y a exigir unos servicios a la emigración con medios y personal suficiente, cuyos trabajadores tengan unas condiciones laborales dignas. Reproducimos a continuación la carta abierta de las compañeras de Australia.

La Embajada General de España en Australia y el consulado en Sídney están
cerrados a la atención presencial ciudadana hasta nuevo aviso.

CARTA ABIERTA AL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES SR. ALBARES

Sídney, 10 de septiembre de 2021

Desde abril de 2020 hasta el día de hoy, los españoles que viven en Australia no han tenido posibilidad de volver a España o ver a sus familias, debido al férreo cierre de las fronteras para residentes y nacionales australianos. No está permitido salir del país sin una autorización expresa del Gobierno.

El pasado 25 de junio de 2021 se decretó la ciudad de Sídney y alrededores en estricto confinamiento, a raíz de un serio brote del virus. Tanto la embajada como el consulado español en Sídney se han escudado en estas restricciones para cancelar todas las citas previas existentes y suspender la actividad presencial, la cual es imprescindible para trámites como pasaporte, visado y registro civil.

Sin embargo, los servicios consulares son considerados expresamente por el gobierno australiano como actividades esenciales que están exentas de dichas restricciones (1). Asimismo, otros consulados europeos funcionan a día de hoy con relativa normalidad, con precauciones y medidas de seguridad.

Esta decisión está provocado situaciones de vulnerabilidad entre los españoles que residen en Australia, con consecuencias tan graves como:

La imposibilidad de renovar pasaportes o expedir el primer pasaporte a niños. Sin la documentación necesaria para viajar, los españoles no podrán abandonar el país cuando las fronteras australianas reabran, posiblemente, a finales de año.

La imposibilidad de registrar a recién nacidos como españoles, lo cual provoca en ocasiones condición de apátrida. Estos bebés no tienen acceso a pasaporte y no tienen posibilidad de salir del país con su familia. La recomendación desde el consulado en estos casos ha pasado incluso por sugerir dejar al niño a cargo de «alguien» en Australia si los progenitores tuvieran que volver a España.

La paralización de trámites de visado y residencia, para los que hacen falta pasaporte en vigor. Esto podría suponer la expulsión del país si los plazos vencen.

El consulado tan sólo ha provisto de alternativas para aquellos que urgentemente tengan que regresar a España, mediante la expedición de un salvoconducto. Sin embargo, no han elaborado las condiciones de este procedimiento y exigen que se demuestre el motivo de la “urgencia” de dicho viaje. Ni tan siquiera ofrecen medidas razonables para enviar por correo postal documentos ya disponibles en el consulado, como pasaportes, que están pendientes de entrega desde hace meses y están dilatando innecesariamente trámites necesarios para varios ciudadanos. Indican en su página web que proveen atención telefónica y a través de correo electrónico. Los españoles residentes en Sídney aseguran que el número de atención está habilitado únicamente para “casos de emergencia” y rara vez es atendido. También afirman que en ocasiones no reciben respuesta a los correos electrónicos que envían. No es infrecuente que la respuesta se demore semanas y requiera la insistencia continuada del remitente para que se atiendan sus dudas o peticiones.

El consulado ha reconocido que esta suspensión del servicio generará serios retrasos una vez éstos se reanuden. Antes de la suspensión de servicios, el tiempo de espera entre la solicitud de la cita hasta que ésta tenía lugar era ya de tres meses. Si a esto se suma el hecho de que la documentación entregada en la cita se envía físicamente a España porque estos trámites sólo pueden realizarse dentro de nuestras fronteras, los afectados podrían tardar más de seis meses en obtener su pasaporte o libro de familia.

Esta situación de clara vulneración de derechos se ha hecho llegar a la embajada y al consulado español en Sídney, mediante una petición firmada por 80 españoles en la que se exige que se reanude inmediatamente la atención presencial y que el servicio se preste con la mayor brevedad posible. Ante la inactividad de estas administraciones, los afectados también han creado una petición respaldada por más de 900 personas (2). Españoles con experiencia y requisitos se han ofrecido voluntarios para apoyar el consulado en estos difíciles momentos, pero han sido recibidos con reiteradas negativas e indiferencia.

Sr. Ministro, los servicios consulares son ahora, más que nunca, una necesidad urgente para la comunidad residente en Australia y le solicitamos haga lo imposible para la reapertura inmediata del consulado.

(1) https://www.nsw.gov.au/covid-19/rules/authorised-workers

El gobierno de NSW declara que las actividades contempladas en la lista están exentas de cumplir con la

restricciones de movilidad, pues se considera que estas actividades proveen servicios necesarios. El punto número 4 comprende las actividades contempladas en el sector “administraciones públicas y seguridad” y se nombra específicamente a los “servicios consulares” como actividad incluida en este sector. Nos consta que esta exención se hizo pública en la web señalada hace meses.

(2) Enlace a la petición:

https://www.change.org/p/ministerio-de-asuntos-exteriores-uni%C3%B3n-europea-y-cooperaci%C3%B3n-garant%C3%ADa-de-servicios-consulares-para-espa%C3%B1oles-en-australia

Marea Granate

View all contributions by Marea Granate

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *