Marea Granate se adhiere al Comunicado del sector de investigación ante la huelga feminista del 8 de marzo

0 213

Colectivos del sector de investigación* queremos apoyar y convocar a la huelga feminista del 8 de marzo. Aunque se crea que la actividad científica y académica se libra de ser atravesada por la discriminación salarial, los puestos directivos copados por hombres o las actitudes machistas por parte de jefes y compañeros, la realidad nos enseña, por desgracia, que no es así. El patriarcado está infiltrado en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

¿Qué hay de las mujeres que a lo largo de la historia han realizado avances, a veces espectaculares, en las ciencias? Sus logros han sido invisibilizados sistemáticamente y borrados de nuestra historia. Marie Curie es un nombre que nos suena familiar, pero a lo largo del tiempo ha habido muchísimas otras grandes mujeres en los diferentes campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, la historia, la filosofía o la medicina que en su época no recibieron el reconocimiento que se merecían y cayeron en el olvido. En el año 2018, los trabajos científicos realizados por mujeres son menos citados que los de sus compañeros, independientemente de la calidad que tengan. Además, cada año las universidades forman miles y miles de futuras investigadoras, ¿pero luego dónde están?, ¿quién habla de ellas y sus contribuciones? ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada!

En el ámbito académico y científico, la brecha de género, la desigualdad, las actitudes paternalistas y la violencia de género en el trabajo se pueden apreciar con mucha nitidez. ¿Cuántas rectoras y decanas hay en comparación con rectores y decanos? ¿Cuántas mujeres formando parte del colectivo PDI (personal docente e investigador) en comparación con el número de hombres?

Esta brecha de género que señalamos es intrínseca al machismo. Se puede, de hecho, observar que curiosamente en el colectivo PAS (personal de administración y servicios), de menor rango y peor remuneración, el número de mujeres es más amplio que el de hombres. ¿Debemos inferir que, dado el elitismo intrínseco al colectivo PDI, aún hay ámbitos -considerados de prestigio- donde la mujer ocupa un lugar anecdótico porque no hay interés real en darle cargos de responsabilidad y mayor relevancia?

En la academia y centros de investigación persisten los mismos problemas que en otros sectores, donde es visible y evidente el techo de cristal dentro de los órganos directivos de universidades y laboratorios, aunque no se suele mirar también a las subcontratas (cafetería, limpieza) donde se produce una inversión y nos encontramos puestos de trabajo mal pagados, precarios y donde, ahí sí, trabaja una mayoría de mujeres, algunas de ellas migrantes, máximas exponentes de la feminización de la pobreza. Son las mujeres quienes, simplemente por el hecho de serlo, tienen que enfrentarse a la falta de igualdad de oportunidades y a la brecha salarial. Una lucha que está siendo obstaculizada por la falta de transparencia que existe para poder equiparar los salarios y retribuciones de hombres y mujeres en un mismo puesto de trabajo.

En las familias, el cuidado infantil sigue recayendo esencialmente en las mujeres, lo que obstaculiza su carrera profesional si tras una baja quieren reincorporarse a su puesto de trabajo. Pero incluso cuando hay un periodo de baja para la crianza y atención de las hijas e hijos, son las mujeres quienes siguen soportando peores horarios laborales que impiden salir adelante en la vida personal y laboral al mismo tiempo.

Por todo esto, animamos a participar en el paro (de 24 o de 2 horas) a todas las personas, y en especial a las mujeres de los centros académicos y de investigación. Invitamos a la participación activa de los colectivos del sector académico y científico en todas las actividades de apoyo que se organicen para la huelga feminista.

Estamos cansadas de no tener los mismos derechos y oportunidades que nuestros compañeros de profesión, hartas de que no se valoren nuestras aportaciones y de que se invisibilice nuestra presencia.

Por eso el 8M nosotras también paramos.  

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES! ¡A LA HUELGA HERMANAS!

El 8M la huelga feminista no se acaba: ¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!

 

Firman: Ciencia para el Pueblo (@CienciaxPueblo); Transparencia Universitaria ATU (@ATUspain); FJI-precarios (@FJIprecarios) y Marea Granate Femigrantxs (@MareaGranate @FeMiGrantxs)

 

*Investigación: incluye todas las modalidades de investigación, tanto en ciencias naturales y tecnología, como en humanidades y ciencias sociales.

Marea Granate
Marea Granate

View all contributions by Marea Granate

Similar articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *